Jóvenes, delitos y Derechos Humanos

 

Ante la demanda de mayor seguridad, el Estado expande su sistema penal como forma de control del delito y son los jóvenes quienes caen en las redes de esa prevención. Una investigación del Observatorio de DDHH de la UNC da cuenta de de las consecuencias que tiene para la vida de los jóvenes el hecho de ser detenido y/o encarcelado por averiguación de antecedentes, portación de rostro, merodeo y otras figuras similares que el Código de Faltas Provincial habilita.

  •  En el 2010, el 51,5% de los internos del Servicio Penitenciario de Córdoba tenían entre 18 y 31 años.
  • Para el 2009 la cantidad de detenidos por Código de Falta era 27.000 personas. De los cuales 23.878 tenían entre 18 y 25 años.

Ver mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *